lunes, 14 de noviembre de 2016

LA GIRALDA DE SEVILLA


La Giralda es una de las atalayas más privilegiadas que tiene Sevilla,uno de sus símbolos por antonomasia. Reconocible en el mundo entero, su silueta ha inspirado multitud de obras de arte e, incluso, monumentos muy similares, casi gemelos, haciendo que cualquier persona, aunque nunca haya estado en Sevilla, rápidamente lo reconozca. Es además uno de los monumentos árabes más conocidos del mundo.Emblema por derecho propio de la capital hispalense.
Corría el año 1182 cuando se dio por inaugurada la torre almohade, que se inspiró en sus gemelas precedentes de Rabat y Marrakech, hoy todavía en pie.
El toque árabe del monumento es indudable,el magnífico decorado exterior de la torre con la característica labor en rombos o de sebka, que es un motivo ornamental musulmán de lacería, formando figuras romboidales e inspirado, al parecer, en motivos textiles o en la silueta de las montañas.
Con la reconquista cristiana llegaría el nuevo cuerpo arquitectónico del edificio, incorporado en el siglo XVI: el campanario de la que se convirtió en catedral de la ciudad, rematado por la escultura que representa el triunfo de la fé, que hoy se conoce popularmente como el Giraldillo.
Esta enorme escultura de 4 metro actúa como veleta, y en su época fue la mayor de Europa.
El interior de la Giralda es muy sencillo, sin grandes ornamentos. La subida al campanario se realiza mediante rampas, diseñadas con el espacio suficiente como para permitir el paso de un caballo. Esta medida se tomó para facilitar la llegada a la cúspide del imán de la mezquita.
La Giralda es un monumento único en el mundo y representa como pocos el devenir histórico de la ciudad que le alberga. En esta torre hay elementos romanos, árabes y cristianos. En su origen se concibió como torre almenara de la mezquita mayor de la Sevilla almohade. Se utilizaron para su construcción elementos arquitectónicos romanos, de las cercanas ruinas de Itálica.
La giralda esta intimamente unida al destino del segundo pueblo bereber que invadio al-andalus, los almohades.

Ibn Tumart un arabe bereber del norte del actual Marruecos que tras una peregrinacion por el mundo arabe almoravide refleja la dejadez de los preceptos de la fe islamica en el imperio almoravide. En el 1125 comienza una revolución que acaba con el anterior imperio y comienza con otro llamado almohade con preceptos mucho mas intransigentes con los infieles.



En 1145 entran en al-andalus y rapidamente unifican los reinos que habian surgido del colapso almoravide.
Sevilla como  una de las mas importantes ciudades del al andalus y capital de la taifa  , tiene una gran importancia y para establecer una mayor fe en el islam que era la bandera de los almohades, se inicia en el año 1172, la construccion de la grán mezquita de Sevilla que reemplazaba a la anterior de dimensiones mas reducidas en la Plaza del Salvador, 10 años despues se innagura.


Durante el periodo de dominación almohade, la ciudad de Sevilla se convirtió en su capital en la Península Ibérica, lo que trajo a la ciudad una actualización de sus infraestructuras y procediendo a la construcción de varias grandes edificaciones. En el exterior la decoración es parecida a la mezquita de cordoba, pero en la estructura como ya comenté anteriormente es igual a las mezquita imperial de Marrakech, la mezquita Kutubia pero cuya torre solo mide 69m.
Esta mezquita estaba orientada al norte y su puerta principal es la puerta que une con el patio de los naranjos donde se encontraban las fuentes para hacer las abluciones.
En 1184, Dos años despues comienza la construccion del alminar que acabara siendo la giralda. Y en 1195 cuando los ejercitos almohades liderados por el califa Abu Yaqub Yusuf derrotan totalmente las tropas castellanas en en la batalla de Alarcos, la torre se completa para honrar esta victoria.
Es de destacar que para la construccion se usan todos los materiales que dispone la ciudad saqueando para ello templos y ruinas de mas de un siglo , que en la actualidad se pueden ver en algunos trozos en latin como podemos ver en la siguiente fotografia
El alminar acabo con 82 m altura siendo la más alta edificación toda europa durante varios siglos. Para finalizar la obra se establecieron 4 bolas decorativas en lo alto de la torre.


La conquista cristiana en 1248, se centro en modificar la mezquita para convertirlo en una catedral, por lo que no modifico el alminar, por lo cual la torre estuvo 100 años mas con su forma árabe, hasta que el grave terremoto de 1365, destruyo la decoración superior de la torre y las 4 bolas de bronce y se sustituyo por un acabado simple.
En pleno renacimiento del siglo XVI se constata la necesidad de dar un acabado mas estetico a la torre, añadiendose un campanario de estilo renacentista que va a ser un modelo para los campanarios españoles, esta tarea se encarga al arquitecto de la remodelacion de la catedral, Hernán Ruiz.
En esta época, también se añade una estatua en la parte superior para que la torre tenga un remate en forma de estatua que represente la Fe. Este remate va a ser una estatua con forma de veleta y se va a llamar la Giralda.


Curiosamente a lo largo de los siglos, la gracia popular de Sevilla les cambia el nombre y se empieza a llamar giralda a la torre y a la torre el giraldillo, que son los nombres que han llegado hasta nosotros.
Como ya comenté anteriormente,se trata, junto al patio, de los únicos restos que perviven de la antigua mezquita pues ésta fue demolida en el siglo XV para la construcción de la catedral gótica, decidiéndose no obstante respetar estos elementos. Realizada en ladrillo, la torre tiene planta cuadrangular existiendo un segundo cuerpo, hoy día desaparecido, más reducido que se remataba con una cúpula y tres manzanas doradas de tamaño decreciente. La torre se ve recorrida en cada uno de sus caras por ventanas y cuatro balcones con arcos geminados, alternando los arcos de herradura de tradición califal con arcos mixtilíneos, todos ellos a su vez enmarcados por arcos mixtilíneos. La decoración es muy austera, algo propio del estilo almohade en comparación con otras épocas del arte hispanomusulmán, como el califal cordobés anterior o el nazarí posterior. Esta decoración queda reducida a dos parejas de paños de sebka o red de rombos, creados con ladrillos, que recorren la torre en su sentido ascendente. En el remate del cuerpo superior, se repite este elemento decorativo que descansa sobre arcos ciegos mixtilíneos. El segundo cuerpo, hoy día desaparecido, se repetía el motivo decorativo del paño de sebka.


El alminar de la mezquita sevillana, la torre desde la que el almuédano llamaba a la oración a los fieles, es el mejor ejemplo del período almohade en Al Andalus. Los almohades, pueblo procedente del norte de África de origen bereber, destacaron por su integrismo religioso que se tradujo en un arte sobrio de decoración aunque no por ello exento de gran belleza. Sevilla se convirtió en la capital del reino almohade y por ello en 1172 se procedió a construir una nueva mezquita mayor que sustituía a la antigua. En 1184 se inició la construcción del alminar bajo la dirección del arquitecto Ahmad Ben Baso rematándose la obra con las bolas doradas en 1195. La giralda repite el modelo decorativo y constructivo de los alminares de Marraquech ,de la mezquita de Kutubia y la torre Hasan de Rabat, Debiendo ser consideradas todas obras construidas dentro de un mismo entorno religioso cultural y artístico.
Tras la conquista de Sevilla por Fernando III en 1248 la mezquita se convirtió en templo cristiano. En 1356 un terremoto provocó la caída de las manzanas doradas que remataban la torre, por lo que se procedió a la construcción de un pequeño campanario. La construcción de la nueva catedral en el siglo XV supuso la destrucción de gran parte de la mezquita si bien el cabildo decidió conservar la torre para que sirviera de campanario así como el patio. En el siglo XVI el arquitecto Hernán Ruiz  III recibió el encargo de crear un cuerpo de campanas rematado por una estatua-veleta que representara la Fe logrando el aspecto con el que nos ha llegado a la actualidad.


La obra que comento no sólo se trata del antiguo alminar de la mezquita de Sevilla sino una de las construcciones más hermosas del arte hispanomusulmán y el edificio más representativo de la capital andaluza así como uno de los edificios más famosos de España. Cabe destacar la armonía de los dos elementos, torre y campanario, pertenecientes a estilos tan distantes en el tiempo, el almohade y el renacentista, dándole al conjunto un aspecto unitario e inconfundible.
http://www.panchotours.com/img/tours/638-1420713804.jpg
http://www.visitarsevilla.es/que-ver/monumentos/la-giralda
http://www.giralda.org.es/Historia_de_la_giralda.php/
http://blogarteehistoria.blogspot.com.es/2011/12/comentario-giralda.html
http://www.niccolomaffeo.es/sevilla/giralda.jpg
https://maevechronicles.files.wordpress.com/2012/09/dscn67921.jpg

1 comentario:

  1. Una maravilla. Ya estamos acostumbrados a que nos muestres estas bellezaas. Gracias Ari!

    ResponderEliminar