domingo, 9 de abril de 2017

MONASTERIO DE SAN JUAN DE DUERO



Los restos del monasterio de san Juan de Duero conforman uno de los monumentos más significativos del romántico castellano del que en la actualidad sólo se conservan la iglesia, que por sus dimensiones parece indicar que no fue un cenobio con especial trascendencia histórica, con una comunidad no muy amplia, y las arquerías del claustro, sin que apenas se sepa nada sobre cómo eran las dependencias anexas, que debían ocupar los lados norte, este y sur. 
Aunque la fecha de su fundación no está constatada ni documental ni arqueológicamente, hay estudiosos que consideran que tuvo lugar en la primera mitad del siglo XII, cuando todavía este territorio estaba bajo la corona de Aragón, y que sería entregado a la Orden de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén en respuesta al testamento de Alfonso I el Batallador, fallecido en 1134, que para culminar su proyecto de repoblación, dejó los reinos de Aragón y Navarra a disposición de las Órdenes Militares, sabiéndose que la de San Juan estableció un priorato en estas tierras fronterizas con Castilla, con otros dos asentamientos en Ágreda y Almazán.


En este sentido, un documento fechado en 1152 indica que la Orden de San Juan de Jerusalén ya poseería ese enclave, extramuros de la ciudad de Soria, en la orilla izquierda del Duero, y cerca del “puente Pedrina”, una encomienda con su correspondiente iglesia, un enclave estratégico de acceso a la localidad desde Aragón y Navarra que concuerda con su carácter hospitalario y su vinculación con los caminos y la vías de peregrinación.
Estuvo habitado hasta el primer tercio del siglo XVII y seguramente el culto continuó hasta el XVIII.A partir de ahi el conjunto fuédegenerando, la iglesia terminó convertida en establo y en el claustro se habilitó un huerto, un deterioro que ni siquiera logro frenar su declaración como Monumento Nacional en 1882, primer edificio de la provincia de Soria que obtuvo dicho reconocimiento, pues aunque la Dirección General de Obras Públicas del Ministerio de Fomento aprobó un proyecto de obras para su reparación, estas se limitaron a desescombrar la iglesia, reparar el techo y explanar el claustro eliminando las plantas, continuando su uso como establo hasta que en 1902 empezaron varias obras de restauración y recuperación e incluso se aprobó un proyecto para cubrir las crujías del claustro que después no se materializó.



En 1934 se convirtió en Museo Epigráfico para exponer mosaicos e inscripciones procedentes del Museo Celtibérico. En 1973 se convirtió en una sección del Museo Numantino. En 1978 recibió los fondos medievales de ese museo y en 1992 se convirtió en Sección Medieval del mismo, hoy dependiente de la Junta de Castilla y León.
En una campaña arqueológica entre 1989 y 1990 en la huerta junto el muro sur del claustro se localizaron varios restos constructivos que se fecharon entre los siglos XIII y XIV y entre los siglos XV y XVII.

La iglesia muestra una estructura muy sencilla, repetida en más de veinte templos románicos castellanos cercanos, como los de Nafría de Llana, Castillejo de Robledo o Rejas de San Esteban, algo muy habitual en los hospitalarios, que acostumbraban a adoptar soluciones de acuerdo al tiempo y lugar en el que levantaban sus monasterios. 



La portada, abierta en el centro del muro de la Epístola, muestra arco de ingreso y doble arquivolta de medio punto con jambas constituidas por pilastras que más bien son una prolongación de las dovelas, sin imposta o cimacio que las separe del arco. En el muro del Evangelio hay otra puerta compuesta por un simple arco de medio punto y un arcosolio de enterramiento empotrado en la pared y se conserva la lauda con difunto yacente con ropas sacerdotales, la cabeza apoyada en dos almohadones, las manos cruzadas y un cáliz sobre el pecho fechado a fines del siglo XV o comienzos del XVI.


La cabecera abre a la nave mediante arco de triunfo apuntado sobre pilastras con semicolumnas con capiteles de decoración vegetal derivada lejanamente de motivos silenses, y está compuesta por presbiterio cuadrado cubierto con bóveda de cañón apuntado y ábside semicircular con bóveda de horno también apuntado. 
En un momento posterior se añadieron dos baldaquinos de planta cuadrada elevados de la cota de la nave por tres escalones y formados por haces de cuatro columnas en sus cuatro esquinas que sustentan arcos de medio punto sobre los que se ubican sendas bóvedas, la del lado del Evangelio, esquifada al exterior y al interior, reforzada por gruesos nervios sobre ménsulas, y la de la Epístola, cónica al exterior y piramidal al interior, ambas cubiertas por capa de mortero sin decorar. Todos los capiteles presentan decoración.
Se sabe que el baldaquino del Evangelio estaba dedicado a San Juan Bautista, de ahí que uno de sus capiteles, el noroeste, represente la Decapitación de san Juan Bautista, con Herodes Antipas y Herodías de pie junto a la mesa en el banquete, su hija Salomé arrodillada ante su madre y un soldado con cota de malla y espada en alto agarrando al santo por el cabello. Por detrás hay un edificio almenado identificado con la fortaleza de Macheroo donde estuvo preso, y en otra cara hay un dragón del que le sale una mano de la boca.
El interior es donde radica el verdadero interés y originalidad del templo, valores que se acentúan por contraste con la pobreza exterior de muros, portada y ventanas.
Elementos singulares de esta iglesia son los dos templetes situados uno a cada lado del arco que estrechan aún más la luz de éste, seguramente para interponer entre ellos un iconostasio. Su construcción es posterior a la del resto de la iglesia. Cada uno de ellos alberga un altar.
Todos los capiteles responden a un mismo esquema: un bocel por cada uno de los cuatro fustes de la columna sobre el que se desbordan las figuras del cuerpo del capitel; representación de seres humanos o míticos componiendo escenas mayoritariamente evangélicas; banda superior con cuatro tacos por cara; ábaco liso en escocia invertida y tablero superior con sencilla decoración en su frente.

El arco de triunfo soportado por dos esbeltas semicolumnas presenta capiteles de ornamentación vegetal a base de hojas de acanto que se revuelven en volutas con piñas en las aristas. Los cimacios son lisos y ambos capiteles casi idénticos entre sí

Templete del lado del evangelio
Cuatro columnas de cuádruple fuste soportan otros tantos arcos sobre los que carga la cubierta de bóveda semiesférica. Cada una de las cuatro columnas va coronada por un capitel historiado con diversos motivos y escenas, algunas de ellas evangélicas. La maciza solidez de los arcos parece desmesurada en relación con la cúpula que sostienen.

Templete del lado de la epístola
De similar hechura que el del lado del evangelio con la salvedad de que su cúpula es cónica por el exterior y piramidal por el interior. Las escenas de los capiteles son todas de procedencia evangélica.


Templete izquierdo. Capitel delantero izquierdo
La decapitación de San Juan Bautista: se celebra un banquete simbolizado por la mesa bien servida a la que se sienta en el centro Herodes, barbudo y coronado, y a su lado Herodías; asisten otros dos personajes. Salomé se encuentra arrodillada a los pies de su madre. El verdugo, enfundado en una cota de malla, sostiene alzada la espada con la que se dispone a cortar la cabeza del Bautista que permanece en el interior de una fortaleza en muestra de cautiverio. Ocupa la cara interna del capitel un ave en cuyo pico parece llevar una mano.

Templete izquierdo. Capitel exento
Repite simétricamente una composición formada por figuras quiméricas de cabeza humana, con barba una y sin ella la otra, que se disponen en los encuentros de las caras del capitel, mientras que en el centro de éstas aparecen dos fantásticos perros con alas y largas colas entrelazadas.


Templete izquierdo. Capitel de rincón
Muestra una escena ya vista en el claustro del monasterio benedictino de San Pedro el Viejo, en Huesca: varios monstruos en forma de reptiles alados y un soldado que, protegido con una cota de malla y blandiendo una espada, se enfrenta a ellos.


Templete izquierdo. Capitel posterior derecho
Dos soldados provistos de cota de malla dan muerte a otras tandas hidras de múltiples cabezas y feroz aspecto. Un centauro mantiene en su mano izquierda un arco en posición de disparo. En la iconografía románica las hidras suelen asociarse con el pecado.

Templete derecho. Capitel exento
Contiene en cada una de sus cuatro caras visibles una representación de diversas páginas bíblicas: la anunciación a María y la visitación de su prima Santa Isabel con la que se funde en un abrazo (en la presente imagen); el nacimiento de Jesús al que se muestra en un canastillo tocado por la mano de un ángel; la adoración de los tres Reyes Magos y de varios pastores que acuden con sus ovejas.


Templete derecho. Capitel delantero derecho
En él se escenifica la huída a Egipto. La figura de San José, que conduce al pollino y carga con un hatillo al hombro, está muy deteriorada. Un ángel escolta a la breve comitiva. Completa el conjunto una fortaleza almenada con dos puertas entreabiertas formadas por arcos de medio punto de factura románica.



Templete derecho. Capitel posterior izquierdo
La degollación de los Santos Inocentes. Herodes ocupa una de las aristas del capitel, mostrándose con corona y con una espada en la mano mientras con la otra se mesa la barba. En una de las caras, una madre le suplica arrodillada a su costado derecho a la vez que, en la otra cara, el diablo le susurra malos consejos al oído izquierdo. Dos soldados arrancan de los brazos de sus madres a dos niños para pasarlos por la espada.




Templete derecho. Capitel de rincón
La resurrección de Jesús que es llevado por dos ángeles. Otros dos ángeles dejan ver sus cabezas por encima del sepulcro.

http://www.mecd.gob.es/.imaging/resources-jpg/dms/microsites/cultura/patrimonio/planes-nacionales/planes/monasterios/monasterio-de-san-juan-de-duero-soria-2008-fotograf-a-jes-s-herrero.jpg
http://www.jdiezarnal.com/sanjuandedueroclaustro03.jpg https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/e5/c4/a9/e5c4a9b046b2ac4b6ed85e9735238592.jpg
http://1.bp.blogspot.com/-Kox20Tyo-0E/VmlQNLZSM3I/AAAAAAAAY6c/GOyZIXQ1WZI/s1600/11.jpg
http://viajarconelarte.blogspot.com.es/2016/02/el-monasterio-de-san-juan-de-duero-en.html
http://www.lafronteradelduero.com/Imagenes/soria/san_juan_de_duero/cap2.jpg
https://c1.staticflickr.com/6/5212/5479736270_869d32e80d_b.jpg
http://www.lafronteradelduero.com/Paginas/sanjuandeduero.html
http://yotuguiaturismo.com/wp-content/uploads/monasterio-1.jpg
http://www.turismosoria.es/wp-content/uploads/2016/06/turismo-soria-ruta-romanica-detalle-capitel-claustro-san-juan-de-duero-2.jpg
https://hdma03.files.wordpress.com/2011/09/dscn6285.jpg
http://www.lafronteradelduero.com/Imagenes/soria/san_juan_de_duero/cap51.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario